Ricardo de la Concha: Arquitectura y Fotografía

“Solamente vemos aquello que miramos. Y mirar es un acto voluntario, como resultado del cual… nunca miramos sólo una cosa; siempre miramos la relación entre las cosas y nosotros mismos.”

John Berger 

El punto de fuga, es el punto en el que las líneas paralelas de una imagen parecen converger extenderse hasta el infinito. Ricardo de la Concha, arquitecto y fotógrafo con gran sensibilidad, nos habló de la relación directa entre sus dos profesiones. Haciendo entre la arquitectura y la fotografía una intersección que profundiza en la imagen y nos permite realmente sentir que habitamos el espacio.

Foto por Ricardo de la Concha, serie CIUDAD DESOLADA 2020

La fotografía, ha sido una herramienta fundamental para conocer la arquitectura a lo largo del tiempo. Existen composiciones dentro de un espacio que nos regalan una sensación atmosférica. Tanto la fotografía como la arquitectura requieren una sensibilidad artística para lograr transmitir emociones, reflejando en cada imagen la calidad de una obra con sus proporciones y detalles.

En la actualidad tenemos impuestas ciertas composiciones en los espacios. La fotografía de arquitectura es la manera más asertiva de retratar la época en la que vivimos. Para Ricardo, también se trata de reinterpretar composiciones, siempre haciendo enfoque en la gente. La magia de la escala humana que le da vida y proporción al espacio brindándole calidez a la imagen.

Ricardo condensa en imágenes la arquitectura de modo en que se refleja un tiempo y muchas emociones. Si hablamos de la imagen como síntesis del tiempo, nos habla a través del espacio como nos hablaban Botticelli o Michelangelo a través de arte y escultura.

Sandro Botticelli «Escena de La historia corta de Nastaggio degli Onesti IV» 1483

En cada foto, nos deja ver el espacio siendo nítido y claro. Al mismo tiempo, el mensaje se vuelve directo. Precisión en el instante: su visión es lo que nos logra transmitir emociones a través de ambas. Como en una obra de arte, no hay cosas al azar, cada figura, cada símbolo, son esenciales.

"La Ciudad de México en el tiempo siempre ha mantenido una linea ecléctica y con un toque bizarro. Es una ciudad tan diversa y cambiante que se convierte de cierto modo adictiva; ya que nos mantiene en constante movimiento. "

Comentó Ricardo

Dentro del cine, la fotografía juega un papel esencial. Luis Buñuel, quien marcó una gran etapa en la historia del cine, logró destacar en muchas de sus cintas, la poesía de las calles, los templos y la gente de la Ciudad de México a mediados del siglo XX. Con un toque surrealista, logró hablarnos de esta magia que hasta el día de hoy, podemos percibir a través de imágenes como las de Ricardo.

Los Olvidados - 1905 (Luis Buñuel, Ciudad de México)

El arte nos da perspectivas diferentes de la realidad, creando profundidad en los pensamientos, y dirigiendo la mirada hacía puntos que a veces resultan una forma de resilencia ante la incertidumbre.

La pandemia nos trajo un enorme sentimiento de azar, contrarrestado con el vértigo que nos ha producido no tener el control sobre la situación. Durante este azar, empezamos a replantearnos muchas cosas. Entre ellas, nuestros espacios y nuestra manera de habitarlos. Transformar salas de reunión o descanso en espacios de trabajo y movimiento, han sido nuestra manera de adaptarnos.

Las especies cambiamos de forma continua y gradual, Charles Darwin habló de cómo la evolución es resultado de la selección natural. Adaptarnos a cambios cotidianos y simples hoy en día nos ayudaran a evolucionar.

Foto por Ricardo de la Concha, Serie CIUDAD DESOLADA 2020

Durante la etapa de confinamiento existió para los artistas en general, la responsabilidad de capturar y expresar este hecho histórico. CIUDAD DESOLADA es una serie de fotos que Ricardo hizo de la Ciudad de México, haciéndonos reflexionar por medio del arte, la fuerza que hay dentro de la ausencia. Al mismo tiempo, desde la visión arquitectónica, dándole una dimensión distinta a los monumentos de la ciudad, magnificando cada uno de forma nostálgica.

"Toda obra de arte debería siempre enseñarnos que no habíamos visto lo que vemos."

Paul Valéry

Ricardo de La Concha, originario de Querétaro, estudió arquitectura en la Universidad Iberoamericana. Al graduarse, decidió asociarse para llevar a cabo su propio Taller de arquitectura en la Ciudad de México, Taller de Arquitectura Colectiva (TAAC). Al mismo tiempo, su pasión por la fotografía lo llevó a trabajar con Aldo C. Gracia, reconocido fotógrafo mexicano dentro de la industria editorial, en el área de arquitectura e interiores. La fotografía arquitectónica, llevo a Ricardo a ejercer ambas profesiones una de la mano de la otra.

Pato Manila Colima, Foto por Ricardo de la Concha, Proyecto por TAAC y dosa

"Busco siempre generar emociones que generen paz, comodidad y seguridad. Transmitiendo la arquitectura en imágenes para la gente y haciendo la arquitectura para la gente."

Ricardo de la Concha Pérez Vizcaya

Ricardo usa elementos del entorno para unir emociones y espacios. En estos puntos de intersección busca ubicar el centro de atención en el arte de a la composición y creando así espacios y fotografías que son agradables y equilibradas.

- Isabel Ureña

https://www.instagram.com/ricardodelaconcha/https://www.instagram.com/ricardodelaconcha/

#cdmx #vidadebarrio #arquitectura #foto #espaciovivo

Por Isabel Ureña